Newsmaking-Mix

Desde que en los años setenta G. Tuchman comenzara a hablar de Newsmaking como el estudio de la formación de las noticias, la cuestión fue analizada por diversos autores, destacando Mauro Wolf a mediados de la década de los ochenta. El análisis de Wolf, desde la Universidad de Milán, sobre la selección de lo que es noticia, inspiró a Ramón Massó a plantearse el Newsmaking como algo más complejo. A finales de los años ochenta, Massó invitó a García-Lavernia a participar en sus análisis e investigaciones sobre la temática.

 

Ramón Massó y Joaquín García-Lavernia lograron cerrar el proceso de análisis, y completar la teoría del Newsmaking, a mediados de los años noventa. El nuevo análisis de la teoría del Newsmaking implica doce factores que entran en juego, y que engloban otros elementos, relacionándose todo ello de forma simultánea cuyo resultado final es la noticia como generadora de formación y opinión en la actual cultura mediática. Este nuevo planteamiento del Newsmaking, más complejo y multifactorial, hizo que ambos investigadores rebautizaran el concepto con el nombre de Newsmaking-Mix, al tratarse de una mezcla muy potente de elementos que condicionan y llegan a determinar lo que es real y lo que no lo es a través de los medios de comunicación.

 

Todo ello siempre ha sido tratado desde la perspectiva de la asesoría de imagen, tanto para personas físicas como jurídicas, buscándose aplicaciones prácticas de la propia teoría del Newsmaking-Mix. Actualmente, Joaquín García-Lavernia sigue investigando al respecto, con el afán de seguir confirmando los resultados obtenidos.