Investigación

    Desde 1988 ha colaborado con diferentes procesos de investigación en el campo de la comunicación, la empresa y el medio ambiente.

    Su principal colaboración se ha centrado con el profesor Ramón Massó.

    De 1988 a 1992 colaboró con Massó para el análisis de lo que luego se denomiaría Cultura Light, traduciéndose el trabajo en un ensayo titulado El éxito de la Cultura Light (Massó, 1993). En ese mismo periodo de tiempo desarrolló las técnicas de la Asfixia Informativa y la Dosificación o Mini-dosis, llevándolas a la práctica con distintos casos de asesoría de comunicación obteniendo notables éxitos.

    Entre 1990 y 1997 continuó trabajando con Massó a través de lo sería la vertiente de investigación del Instituto de Comunicación Integral (ICOMI). Fruto de este trabajo y colaboración fue el primer ensayo sobre Newsmaking-mix (Noticias frente a hechos,1997), acerca de cómo se forman las noticias y cómo afecta a las personas físicas y jurídicas y, consecuentemente, cómo pueden actuar tales interesados en un mundo sobrecomunicado.

    Entre 1997 y 2001 continuó la colaboración investigadora, hasta que la incorporación del ICOMI a lo que sería la Universidad Abad Oliva (Universitat Abat Oliba), ralentizó la actividad investigadora de ambos. No obstante, a lo largo de la década de los años noventa García-Lavernia ejerció diversas acciones investigadoras para clientes en el ámbito de la comunicación comercial (Heladerías Diego, Deltaquari y Auto Infanta Nissan, principalmente).

    A partir de 2001 su actividad investigadora se desarrolló en solitario, no sin colaboradores puntuales como el propio Massó, en el ámbito de la comunicación periodística y las relaciones públicas (en el campo académico) y en el sector editorial (en el terreno no académico-profesional). Fruto de este trabajo fueron los ensayos La empresa frente a los rumores y Disfunciones del periodismo en la actual cultura mediática. También destacó su trabajo de investigación sobre la creatividad aplicada a titulos editoriales (La eficacia del brainstorming en la búsqueda de títulos editoriales, 2006. 

    Cabe destacar que muchas de las fuentes de información que obtuvo durante parte de la década de los años noventa y primeros años del nuevo siglo vinieron de las reuniones de intelectuales organizadas en diversos hoteles de Barcelona por el propio García-Lavernia.

    Desde 2007 ha sido director de distintos trabajos académicos de investigación (más de 25).